Por exigencias del espectador

Escribir sobre temas relacionados con la cultura a veces es complicado. A priori podría parecer sencillo porque es un sector con un número mayúsculo de opciones que disfrutar, aunque su consumo no siempre tiene una amplitud tan grande como el abanico de la oferta.

Echando mano de una de las técnicas de inspiración para la escritura, he iniciado esta entrada tecleando lo primero que se me viene a la cabeza, sin filtro. Sin embargo, soy consciente de que de un blog que presume de ser cultural necesita abordar los asuntos con unas características determinadas. Se me vienen, entonces, a la mente adjetivos como anodino u omnipresente para hacer de esta entrada lo que se espera: algo culto. ¿No es así?

batman-tim-burton-joker

Sigue leyendo

Anuncios

Opiniones impopulares

Hace unos días recordé que llevaba mucho tiempo queriendo ver la película Acantilado. Es una adaptación de la novela El contenido del silencio de Lucía Etxebarria que leí hace varios años y me gustó muchísimo. La descripción del paisaje canario, donde se desarrolla la novela que habla de una secta muy turbia, me pareció maravillosa y recuerdo que pensé que sería una suerte verla en la gran pantalla (aunque fuese una obra del cine patrio).

La cuestión es que siempre que voy a ver una película que ha tenido rodaje desde su estreno (creo que esta es de principios de 2016) primero veo su puntuación en Filmaffinity. Desconozco el motivo, pero desde hace tiempo esta web es mi Biblia cinematográfica. Aunque sea de letras, si tengo que elegir un parámetro en cuestiones de criterio solo me fío de los números. Nada de críticas escritas desde quién sabe qué intereses o traumas infantiles.

Así pues, vi que los usuarios de Filmaffinity que han querido puntuar Acantilados no le han dando el aprobado. Se queda cerca del 5, pero la cinta de Helena Taberna tiene que pasar por septiembre. Sin embargo, yo le puse un 6. Porque, guardando las distancias de la definición subjetiva de lo que es bueno y es malo, a mí me gustó. Y luego me acuerdo de La La Land (o Ciudad de las estrellas), que está actuando como estringente para todo el planeta, porque está nominada a no sé cuántos Oscars y tiene no sé qué referencias cinematográficas. Y a mí me dolía darle más de un 3 de 10. Porque no me gustan los musicales y porque creo que el argumento alardea con vanidad de demasiada dispersión. Pero, ¿ir a contracorriente es algo negativo? Todo esto me hace pensar que sí.

la-la-land

Sigue leyendo

Bajo el disfraz había más que una pretensión

Lady Gaga ya no es lo que era. Y, aunque parezca todo lo contrario, no es para mal. Su cuarto trabajo de estudio, ARTPOP, me dejó con muy mal sabor de boca. Un disco con canciones pasables (Applause, G.U.Y) y temas pésimos (Donatella, Mary Jane Holland). Una gira con un temario del sopor. Promesas que quedaron en humo (un segundo acto de ARTPOP con mejores temas, una app amadrinada por la NASA con funcionalidades nunca antes vistas). Ella dijo que era conceptual, y ahora, reconoce que no todo el mundo lo entendió. Me incluyo.

Ha regresado con Joanne que era, en principio, una sucesora de un fracaso (creativo) anunciado; el último coletazo que da el pez para intentar hacer entender al pescador que en la superficie no puede vivir. Su primer extracto, Perfect Illusion, con un videoclip poco espectacular, sin pelucas, excentricidades o coreografías pegadizas… ¿Dónde había quedado el sello de la Gaga que se vistió con filetes de carne para la recogida de un premio?

gaga-joanne-1

Sigue leyendo

Una película para (re)vivir Gernika

No suelo tener demasiada fe en el cine español. Normalmente me enfrento a una cinta Made in Spain con no demasiadas expectativas. Sea o no consecuencia de una lista de decepciones continuadas de un cine repetido con caras, la cuestión es que un zasca no me viene mal de vez en cuando. Esto ya lo experimenté con La NoviaLoreak, que no daba un duro por el film vasco y ahora es una de mis favoritas, o con Julieta, más bien condicionado por la crítica en este caso.

Lo cierto es que horas después de haber visto Gernika tengo que sumar una excepción más a mi tozudez. Esta película de Koldo Serra es un epitafio al símbolo vasco contra el que el nazismo, Mussolini y Franco atentaron en 1937. Un film de concepto político pero con una línea disuadida entre el periodismo de mordaza y la regla amorosa que se presenta por norma en las películas de sombra bélica.

gernika-1

Sigue leyendo

6 puntos positivos de Barei para recordar tras Eurovision

En una televisión en la que cada vez tiene menos cabida la música, el 14 de mayo se convierte en una excepción. El día en que Televisión Española apunta su dato más alto de audiencia y emite el programa no deportivo más visto de todo el año. Es Eurovision. España eligió que capitaneara esta reunión de sábado noche en Estocolmo Barei, una cantante entonces poco conocida que, por votación popular, desbancó al resto de aspirantes de esta edición (la primera ganadora de Eurovision Junior y un participante de La Voz apadrinado por Alejandro Sanz, entre otros). Ya ocurrió en 2014 algo parecido cuando el público decidió que Ruth Lorenzo, cantante murciana que saltó a la fama en el Factor X del Reino Unido porque en España no había hueco para ella.

Sin embargo, a Bárbara Reyzábal (nombre que se esconde tras Barei) su propio país no le está poniendo las cosas demasiado fáciles. En medio de un innecesario desprestigio hacia la candidatura española de este año, es conveniente recordar todo bueno que ha aportado esta representante a la candidatura de España.

spain-eurovision

Sigue leyendo

Star Wars: el barrido espacial de los 80

La ópera espacial representa el subgénero de la ciencia ficción que trata historias futuristas emplazadas en el espacio exterior o en un planeta ficticio y en las que participan civilizaciones extraterrestres de seres antropomórficos que hablan un idioma comprensible para los protagonistas, que son humanos (o algo similar). Con una descripción de estas características es inevitable que pensemos en uno de sus máximos exponentes: Star Wars.

La saga, que comenzó en 1977 no por el primero de sus capítulos, sino por el Episodio IV, es un ejemplo de cómo la ciencia tecnológica ha tocado no siempre para bien el cine. En Una nueva esperanza los efectos especiales son atrevidos y avanzados para la época, pero vistos desde el siglo XXI, pueden parecer un poco pobres. No obstante, conforme la saga avanza (o da bandazos en episodios alternos) esto no está tan claro.

star-wars

Sigue leyendo

Una lanza por ‘El Ministerio del Tiempo’

Resulta poco lógico que en esta generación del ‘para después’ en la que nos hemos convertido tengamos que hacer uso de indicadores (no representativos) a tiempo real para hacer del éxito algo empírico. Si aplicamos la definición de la Real Academia sobre el éxito, en la que dice que es el resultado feliz de un negocio o actuación, podemos deducir que el termómetro de las televisiones es caduco.

ministerio-del-tiempo

Sigue leyendo