Todas a una y Rachel en todas

Lo de posar, aunque a algunos no se lo parezca, también es un arte. Coloca la cabeza así, no, más inclinada, un poco más, mirada, ¡peluquería! se le encrespa el pelo, mantén la compostura, así, muy bien… clic, clic, clic. Aparenta después calma fuera del refugio de las prendas. Y más clics. Debe estar muy bien pagado. Más aun si tienes que llevar encima, sobre tu cuerpo desnudo, una pesada serpiente viva.

Así me encuentro a Rahel Weisz cuando busco su nombre en Google Images. Como la Eva juguetona del Edén, la actriz posó desnuda, con una serpiente sobre su cuerpo en la portada de Esquire en 2004. Habrán trascurrido unos cinco años en la imagen desde el estreno de The Mummy (1999), una de las primeras películas que vi de Weisz.

rachel-weisz-esquire

Ha pasado tiempo, pero la mujer que copa la atención en la portada de la revista sigue siendo la Eve que despertó a la momia de Imhotep en el celuloide. También la Malvada Bruja del Este de Oz: un mundo de fantasía y la Tessa de El Jardinero Fiel. Todas a una y Rachel en todas.

Es camaleónica de profesión: intrépida, tenebrosa, astuta, frágil, amiga y enemiga y hasta astrónoma griega cuando se lo propone. Trabaja a merced de su guión, pero guardando en todo momento la equidistancia entre cada uno de los personajes y la Rachel Wiesz de carne y hueso.

lobster-rachel-weisz-colin-farrell

Lo último ha sido transformarse en la mujer miope de la más reciente historia cinematográfica que ha protagonizado. Es Langosta, el último film del griego Yorgos Lanthimos donde no caben convencionalismos y convergen el mal del soltero y el del emparejado con un castigo: convertirse en animal en caso de no superar la soltería. En un paraje boscoso, frío y húmedo vuelve a encenderse la luz de Rachel Weisz y es un placer verla dominar la situación, con templanza, mientras se toca la cabeza en una escena como lo haría Eve (The Mummy), Tessa (El Jardinero Fiel) o Hipatia (Agora).

En la sesión de fotos para Esquire probablemente no había serpiente real sobre su cuerpo. Aunque en esto se basa precisamente el trabajo de las que son como Weisz: en hacer real lo que no lo es. Langosta no explotará ni en el final de la cinta. Pero después de verla seguirás agradeciéndole a Rachel que no se convirtiera en la serpiente de Eva.

UG.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s